Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

jimenez paton.jpg

Nació en Almedina, pueblo del Campo de Montiel en 1569 y murió en Villanueva de los Infantes en 1640 en el que permanecería ligado durante toda su vida.

Estudió en la Universidad de Baeza graduándose en bachiller en Artes en 1592, lo que le permitió dedicarse  a una de sus grandes pasiones: la docencia, que ejerció en Alcaraz y en Villanueva de los Infantes. Intentó el camino de la clerecía y se ordenó en de corona en 1588 y de grados en 1593 en Madrid, acaso en el Colegio Imperial de La Corte, donde conocería  a Lope de Vega, amigo suyo de por vida.

Durante su estancia en la ciudad de Alcaraz se dedicó a escribir comedias en el estilo de su amigo Lope de las que solo se conoce su título: Los amantes engañados, El casamiento deshecho, La tugancilla princesa..., el consistorio municipal le pedía su colaboración dramática en los festejos, este hecho le dificultó su pretensión de ordenarse, por lo que decidió abandonar la carrera eclesiástica. Regentó la cátedra de humanidades que Villanueva de los Infantes le había ofrecido y fue contratado el 16 de agosto de 1600. Anduvo relacionado con varias academias de Toledo, como la Academia de Fuensalida y la del Conde de Mora, y con el círculo de amigos de Lope que allí residía. Fue notario del archivo de la Inquisición de Murcia y correo mayor de Villanueva de los Infantes. En 1604 publicó en Toledo su libro La Elocuencia en Arte, que amplió y reformó para incluirlo junto a sus obras La elocuencia Sacra y La elocuencia Romana, en su Mercurius Trimegistus, que constituye un auténtico manual de Retórica escrito en castellano, ejemplificadas para el estudio de la poética del Siglo de Oro.

Sus comentarios sobre escritores castellanos de la época, fueron muy elogiados por Menéndez y Pelayo. Editó los Proverbios de Alonso de Varros, 1605, que contienen más de 1.100 proverbios en griego y latín traducidos al castellano

 Comentó y tradujo epigramas de Marco Valerio Marcial. Escribió diversas obras de gramática: Breves Institutiones de la Gramática Española (Baeza, 1614), compuesta para extranjeros que desean aprender la lengua y Epítome de la ortografía latina y castellana (Baeza, 1614). Publicó, además, el más importante manual de retórica de la época Mercurius Trimegistus, sive de triplici eloquentia, 1621). Escribió diversos opúsculos: Discurso en favor del santo y loable estatuto de la limpieza de sangre (Granada, 1638); Reforma de trajes (1638), Proverbios concordados, El perfecto predicador  (1612), Decente colocación de la Santa Cruz y Discurso de la langosta. Patón hizo algunas contribuciones notables a la filología hispánica. 

Fue un hombre querido por sus contemporáneos, amigos y discípulos como Lope de Vega, Quevedo o los humanistas Cascales, Pedro de Valencia, Martínez de Miota, Ordoñez de Ceballos. Fue el referente  de buen número de estudiosos que siguieron la  senda de sus enseñanzas y las desperdigaron en las muchas cátedras que se diseminaron por la geografía española. Quevedo y Patón  se relacionan por el medio en el que viven. Comparten amigos y colaboran en sus libros con escritos aprobatorios como ocurre con la primera traducción al castellano desde Villanueva de los Infantes de La Utopía de Tomás Moro por el Gobernador del Campo de Montiel don Jerónimo de Medinilla, o en la traducción de la comedia portuguesa Eufrosina (1631) de Fernando Ballesteros Saavedra.   Patón murió el 12 de abril de 1640 frente a la cátedra de Elocuencia en Villanueva de los Infantes, seguramente compartiendo los achaques y la conversación de amigos como Francisco de Quevedo.

0
0
0
s2sdefault

Bienvenidos a Villanueva de los Infantes

Selecciona el portal que quieres visitar
Portal institucional Portal institucional
Portal de turismo Portal turístico