Imprimir
Plaza Mayor
Plaza Mayor

Primera Jornada: Día de llegada. Villanueva de los Infantes

Visitar los 31 puntos de interés turístico en Villanueva de los Infantes nos llevará más de un día, porque pasear por esta ciudad es tropezarse con el ingenioso hidalgo don Quijote o con el genial poeta don Francisco de Quevedo. Esta ciudad literaria rezuma historia, tradición y arte por todos sus rincones. En la Plaza Mayor desde todos los ángulos se capta entre real y abstracto el monumento a don Quijote y Sancho, uno con su caballo Rocinante, el otro con su rucio, esculpidos por el escultor infanteño J.A. Giraldo. Don Quijote está armado con aperos típicos de su hacienda, que ha confundido en un ataque de locura con una lanza y adarga antigua. Forman parte de los viandantes.

En el atrio de la Iglesia gravita la estatua de santo Tomás con el legítimo peso de la virtud de ser compartida la santidad patronal con el vecino pueblo de Fuenllana. Desde la plaza paseando hacia el sur por la calle Mayor se llega a la plaza de san Juan, presidida por un sencillo monumento erigido al genial poeta don Francisco de Quevedo, custodiado con bajorrelieves de las Musas.

Al anochecer si coincide el viaje en la última quincena de julio se puede asistir desde a Jornadas Literarias con escritores, poetas, críticos de arte, etc., (laureados algunos con Premios Nacionales, como el Cervantes o el Nadal) a Encuentros Quevedianos y Cervantinos celebrados con una periodicidad irregular, donde se analiza la obra de ambos escritores, junto con otros como el dramaturgo Lope de Vega o el filólogo Jiménez Patón o descubrir la relación de estos escritores con Cervantes.

Durante la primera quincena de agosto se celebra el Festival Internacional de Música Clásica, un acontecimiento con un merecido prestigio dentro del panorama musical.

La puesta en valor del patrimonio de Infantes se puede disfrutar en el puente o fin de semana de la festividad del Pilar (12 de octubre) con la Ruta de los Patios, donde los vecinos muestran su propiedad particular con lecturas y música barroca. Los turistas tienen la posibilidad de visitarlos, cuenta además con actividades complementarias como paseos en carruajes y teatro del Siglo de Oro en los patios de propiedad municipal de La Alhóndiga, los Claustros de Santo Domingo, Casa del Estudio y el Palacio de los Ballesteros, donde se pretende realzar el magnífico entorno arquitectónico.

Posteriormente, después de asistir a algunos de los actos mencionados anteriormente, podemos dejarnos llevar por el instinto de satisfacer los sentidos en una velada nocturna en cualquiera de las terrazas distribuidas desde la calle Rey Juan Carlos, Plaza Mayor, Calle Cervantes, Plaza de san Juan, Paseo de la Constitución, en La Terracita cerca de la Cruz del Siglo. Es tiempo para degustar plácidamente cualquier tapa o condumio que nos ofrezcan con el refrigerio.

Segunda Jornada: Villanueva de los Infantes

Monumental e hidalga. Ciudad Literaria. “El lugar de la Mancha”. Conjunto histórico artístico. Enclave del Renacimiento y del Barroco. Uno de los pueblos más hermosos de la Mancha. Cuna de santo Tomás, y de los personajes literarios don Quijote y Sancho, sepultura de Quevedo. Así es Villanueva de los Infantes. Víctor de la Serna la comparó con Santillana del Mar, calificándola como la Santillana de la Mancha, en sus crónicas de viaje: la vía del calatraveño en 1960. García Lorca descubrió aquí su amistad y su acercamiento melancólico con Quevedo en 1933.

Empezamos el recorrido en la Calle Cervantes de la calle Mayor, donde se encuentra la Oficina de Turismo, en un edificio llamado El mercado. En él podemos visitar el Museo de Arte Contemporáneo en la planta segunda y en la de abajo el mercado de abastos. Esta Oficina ofrece al visitante información para contratar una visita guiada. La historia de Villanueva de los Infantes es rica, de la cual dan fe sus monumentos, conventos, casas señoriales y personajes que residieron en esta villa. Un recorrido aproximado de dos horas donde de forma documentada, amena y placentera se podrá disfrutar de la visita guiada. Calle Mayor, Palacio del Marqués de Melgarejo, Casa del Caballero del Verde Gabán descrita por Cervantes en el cap. XVIII de la segunda parte. Casa Palacio del Marqués de Camacho. Casa de Bastimento de la Mesa Maestral de la Orden de Santiago…

Continuaremos hasta llegar a la Plaza Mayor y admirar la Iglesia de San Andrés, donde están depositados los restos de don Francisco de Quevedo. El Hospital de Santiago. La Alhóndiga. Casa del Arco. Casa de los Estudios. Casa de santo Tomás de Villanueva. Casa de la Inquisición. Convento de santo Domingo donde se conserva la celda donde pasó sus últimos días y murió el gran escritor don Francisco de Quevedo. Palacio Rebuelta. Convento de la Encarnación. Casas manchegas de ricos hidalgos y nobles, construidas entre los siglos XVI al XVIII. Constituyen lo más representativo de la arquitectura civil y religiosa de la parte sur de la ciudad. Alrededor de la Iglesia se desarrolla un pequeño núcleo surcado por callejuelas estrechas y quebradas de clara vinculación musulmana, como por ejemplo la “calle la Ese”, cerca de esta calle el convento de la Trinidad.

Adentrarse por las calles de Villanueva de los Infantes es todo un deleite. La visita conviene que sea espaciada, con momentos de descanso para darle gusto al paladar, en la que sobresalen, las migas, los galianos, los huevos a la porreta, chuletas a la gavilla, el asadillo, el pisto, ensalada de limón… Más encanto aún encierra la ciudad cuando se celebran los mayos la noche del 30 de abril al 1 de mayo y las cruces del 2 al 3 del mes de mayo. Mayos que cantan los mozos a las damas la noche del último día del mes de abril para recibir mayo. Cantos donde se aprecia un paralelismo casi exacto de las “letras del mayo a las damas”, con la descripción que don Quijote hace para describir a Dulcinea, con los atributos propios para ensalzar su belleza (capítulo XIII, I Parte). Aunque no sea mayo, en las fiestas de agosto, la Asociación de Folklore Cruz de Santiago organiza un trayecto por patios con la Lectura de algunos fragmentos del Quijote, en el que no falta este pasaje, incluido el mayo a las damas. Es el “dibujo” de don Quijote a su amada Dulcinea:

Aquí dio un gran suspiro don quijote y dijo:- su nombre es Dulcinea; su patria, el Toboso, un lugar de la Mancha, su calidad, por lo menos, ha de ser princesa, pues es reina y señora mía su hermosura sobrehumana, pues en ella se vienen a hacer verdaderos todos los imposibles y quiméricos atributos de belleza que los poetas dan a sus damas; que sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve… (I, XIII).

Se necesita más tiempo para terminar de visitar esta ciudad por lo que bien merece otra Jornada.

Tercera Jornada: Villanueva de los Infantes

El viajero deberá descubrir algunas de las sorpresas que todavía le aguardan en Villanueva de los Infantes, resulta imposible dejar de pasear por lo que queda todavía por visitar. Por la mañana, lo mejor
es alejarse del centro y dirigirse al Santuario de la Virgen de la Antigua, el Puente de la Virgen, el yacimiento de Jámila, el Puente de Treviño, El Castellón, Arroyo del Toril, La Mora y las numerosas ermitas situadas en el

extrarradio: san Miguel, san Antón, Jesús en Pie, El Calvario, de las cuales la Oficina de Turismo puede dar amplia información, al igual que de la ruta de senderismo por estos parajes.

Para el turismo entre cipreses, el cementerio puede ser interesante por su valor artístico en cuanto por los conjuntos escultóricos y arquitectónicos que el mismo contiene. En este cementerio de San Antonio Abad estuvo interesado el cineasta manchego Pedro Almodóvar para rodar algunas de las secuencias de la película “Volver”.

Entre el medio día y la siesta, comer, descansar plácidamente en el lugar donde se esté hospedado. Al atardecer podemos ir a la parte Este, transitar por la calle Rey Juan Carlos, llamada antiguamente calle Las
Tiendas, donde podemos encontrar el Palacio de los Ballesteros, la Casa de don Manolito, la Iglesia de las Monjas Franciscanas y la Plaza de la Fuente Vieja. Melancólica belleza de calle y plaza. Hay quien dice que por entre estas portadas adinteladas o por estas columnas toscanas o dóricas, es aún posible imaginar a los gramáticos paseando con sus cartapacios bajo el brazo. A su paso por esta calle misma, una librería, bares, joyerías, tiendas de moda y un poco más recóndito un horno de pan que se puede visitar. De vuelta en el centro, una parada para visitar el Museo de Arte Contemporáneo “El Mercado”, que alberga la exposición permanente de

Arte Moderno, propiedad del infanteño Julián Castilla. Cuadros de Miró, Eduardo Arroyo, Manuel Valdés, Equipo Crónica, Manolo Quejido, Sigfrido Martín Begué, fotografías de Francesc Catalá Roca o de Ouka Leele, son algunas de las muestras.

Si el viajero le coincide su estancia en un fin de semana de mediados de junio,puede participar en la Ruta don Quijote cabalga de nuevo por el Campo de Montiel, organizado por TURINFA (Asociación para el desarrollo turístico del Campo de Montiel) la ruta se inicia en la Fuente Vieja hasta el Santuario de la Virgen de la Antigua con un tentempié en la mitad del camino. En ella se puede ver a don Quijote, a Sancho, al Cura, al Barbero, a Sansón Carrasco, al Caballero del Verde Gabán, a Maese Pedro, a las Damas de la Corte, a Roque Guinard, etc…, todo un elenco de personajes para revivir la novela de Cervantes, buscando un escenario propicio para atar los cabos sueltos de la literatura.

Villanueva de los Infantes celebra su feria y fiestas del 26 al 30 de agosto, coincidiendo en sábado se celebra la Carrera de las Antorchas, un recorrido singular de 10 km. para los amantes del atletismo. El día 28 de agosto tiene lugar el Certamen Internacional de Poesía de la Orden Literaria “Francisco de Quevedo” en el convento de santo Domingo con ceremonial, uso y costumbres del s. XVII.

El primer fin de semana de septiembre se celebra las Jornadas de Folklore, culminando el domingo con un gran Pisto Gigante Manchego, donde se concentran miles de visitantes de toda la comarca para
promocionaresta hortaliza autóctona de excelente calidad. Las fiestas patronales en torno a la Virgen el 8 de septiembre.

El Campo de Montiel merece todo un recorrido para descubrir los monumentos, parajes, su historia, personajes, conviene ir sin prisas, deteniéndose en cada paraje o lugar.

Descargar guía

Callejero

 

 

0
0
0
s2sdefault